¿Cómo Recuperar Mi Cuenta Gmail?

Hay varias razones por las cuales podrías perder tu cuenta Gmail, entre ellas está el olvido de tu contraseña. También podrías sufrir un hackeo u olvidar la dirección que te pertenece, haciendo necesario recuperarla o crear nueva cuenta. Dependiendo de cuál sea el caso, tendrás que seguir determinados pasos para aprender cómo recuperar cuenta gmail.

¿Qué Hacer Si Has Olvidado Tu Contraseña?

Olvidar la contraseña, por el hecho de que no es un dato común, es una problemática que se presenta con frecuencia. Si esa es la situación que te impide acceder, sigue los siguientes pasos para recuperar contraseña gmail:

  1. Ingresa la dirección de la cuenta de correo electrónico que te pertenece.
  2. Selecciona la opción “¿Olvidaste la contraseña?”.
  3. Si la recuerdas, ingresa una contraseña que recuerdas haber utilizado para esa cuenta.
  • En caso de que no recuerdes ninguna contraseña, elige la opción “Probar otro método”. Sigue las indicaciones dadas y responde las preguntas que te hagan, para confirmar que la cuenta te pertenece.
  1. Restablece tu contraseña en cuanto te lo soliciten y elige una segura, una que no hayas utilizado antes.

¿Qué Pasos Seguir Cuando Olvidas Las Dirección Que Pertenece A Tu Correo?

El procedimiento a seguir cuando has olvidado tu dirección de la cuenta de correo que te pertenece también es sencillo. Estos son los pasos que deberías dar en caso de que ese sea el problema cuando tratas de acceder:

  1. Selecciona la opción “¿Olvidaste el correo electrónico?”.
  2. Introduce el correo alternativo de recuperación o el número telefónico, si los ingresaste al registrarte.
  3. Coloca el nombre entero que está en la cuenta que tienes.
  4. Sigue las indicaciones para corroborar que la cuenta es tuya.
  5. Observa lo nombres de usuarios que presentan una coincidencia con la cuenta que tienes y selecciona uno.

¿Cómo Recuperar Tu Cuenta Hackeada?

Primero que todo, tienes que corroborar que tu cuenta ha sido hackeada. Para ello, presta atención a las notificaciones que te envíe Google sobre las actividades sospechosas. Esas notificaciones te llegarán al correo y al número telefónico registrados al crear la cuenta.

También debes verificar si hay señales sospechosas en Googel Fotos, Google Drive, Youtube y otros servicios asociados al Gmail. Si notas algunas actividades sospechosas en tu cuenta, está la posibilidad de que haya sido hackeada. Eso quiere decir que alguien está utilizando tu cuenta, y por eso es importante que  la recuperes. Para lograrlo, sigue uno a uno los 3 pasos especificados a continuación.

Paso 1

Ingresa a Gmail y sigue el procedimiento común para recuperar tu cuenta. Responde cada pregunta que te hagan del mejor modo posible para tener más posibilidades de ingresar. Ese proceso será similar al que se sigue cuando olvidas tu contraseña o tu dirección electrónica de correo.

Paso 2

Estando en tu cuenta de Google, realiza el paso 2, acudiendo al apartado “Seguridad”. En la sección “Tus dispositivos” revisa si hay uno que no logras reconocer. Al seleccionar el dispositivo desconocido, sigue los pasos indicados para cerrar tu sesión en ese dispositivo.

Paso 3

Una vez que recuperes tu cuenta, refuerza su seguridad: activando dos verificaciones e instalando un navegador seguro. Por supuesto, también debes cambiar tu contraseña de forma inmediata.

¿Qué Hacer Si Has Borrado Tu Cuenta Y Quieres Recuperarla?

Si has borrado tu cuenta, no te preocupes, ya que hay muchas probabilidades de que puedas recuperarla. Sin embargo, si la borraste hace mucho tiempo, probablemente no puedas acceder a los datos que tenías en la cuenta. Si hay posibilidades de recuperarla, sigue estos pasos descritos aquí:

  1. Debido a que te formularán preguntas, a fin de asegurarse que se trata de tu cuenta, responde con exactitud.
  2. Si con tus respuestas recuperas la cuenta, escribe una contraseña nueva que no has empleado con anterioridad para esa cuenta.

Consejos Generales Para Recuperar Tu Cuenta

El hecho de ser incapaz de acceder te representa una dificultad, por eso, seguramente quieres recuperar correo gmail. Aunque está claro que cada problemática tiene una solución particular, hay sugerencias que te serán útiles en cualquier caso. Esos consejos involucran la proporción de detalles útiles, la respuesta a las preguntas y el ingreso de información exacta. También será provechoso que uses dispositivos conocidos en la recuperación de cuenta gmail.

Añade detalles útiles

Lo más probable es que, para recuperar tu cuenta, te pregunten por qué no se te permite acceder. Si eso pasa, da detalles específicos que resulten útiles durante la recuperación. Por ejemplo, uno de estos detalles podría ser el uso de otra contraseña que ahora no eres capaz de recordar. También deberías comentar si consideras que un malicioso software atacó tu cuenta, o recibiste un mensaje con un error.

Responde las preguntas

Las respuestas que des a las preguntas que te hagan son muy importantes, así que esfuérzate por contestar cada una de ellas. Si no sabes cómo contestar alguna, da una respuesta que al menos se aproxime, pero no la pases por alto. Si aun dando la respuesta correcta la primera vez no recuperas tu cuenta, intenta una variación que se relacione con la respuesta.

No te rindas y sigue intentando recuperar tu cuenta Gmail pues en ella seguro tienes mucha información esencial.

Ingresa información exacta

Cuando se trata de recuperar tu cuenta, debes tener en consideración que los detalles poseen mucha importancia. Cuando ingreses la información, debes esforzarte por evitar los errores al escribir en tu teclado físico o electrónico. Recuerda darle especial atención a las letras, sean minúsculas o mayúsculas. Además, tienes que ingresar sin errores la contraseña que sea más reciente, o la que recuerdes en el momento.

Uso un dispositivo conocido

Al usar un dispositivo conocido, las posibilidades de recuperar tu cuenta son mayores, por cuestiones de seguridad. Utiliza un teléfono, computadora o Tablet con el cual, por lo general, te conectabas para acceder a tu cuenta. También es recomendable que hasta emplees el navegador que normalmente usas para ello. De hecho, sería bueno que te ubicaras en un sitio donde usualmente accedes, ya sea en el trabajo o casa.